Cirugía Ecoguiada y Diagnóstico Ecográfico

¿Qué es la ecografía? La ecografía o ultrasonografía de alta frecuencia, es una técnica diagnóstica por imagen que utiliza ondas sonoras de alta frecuencia para recrear las estructuras anatómicas internas (capas profundas de la piel, vasos, nervios, tendones, ligamentos, cortical ósea y órganos), dichas ondas son enviadas por una sonda (transductor) y el eco reflejado en las estructuras se procesa y se traduce como una imagen en la pantalla. A diferencia de otras pruebas diagnósticas como puede ser la radiografía convencional o la tomografía axial computarizada (TAC), la ecografía no emite radiación ionizante, por lo que no tiene efectos secundarios para el paciente, además de ser completamente indolora y hacerse en espacio abierto, lo que resulta muy cómodo para pacientes claustrofóbicos.

​¿Existen contraindicaciones?

Al tratarse de una prueba no invasiva y que no emite radiación de ningún tipo, no existe contraindicación alguna para la realización de la prueba, incluso en pacientes con prótesis de metal o marcapasos en los que otras pruebas si están contraindicadas.

¿Cómo lo llevamos a cabo? ¿Existe alguna preparación previa?

En nuestro caso, realizamos ecografías musculoesqueléticas que no requieren ningún tipo de preparación previa por parte del paciente. Para la realización de la prueba, se posiciona al paciente en la camilla, exponiendo la zona del cuerpo que se desea explorar, se pone una pequeña cantidad de gel sobre la piel para eliminar el aire que podría quedar entre la sonda y la piel, acto seguido se realiza la exploración que puede tardar entre 5 y 10 minutos, finalmente se limpia el gel y se da por terminada la exploración. 

¿Cuidados después de la prueba?

No debe realizar ningún tipo de cuidado especial pues no es una prueba invasiva

¿Para qué sirve?

La ecografía nos permite valorar alteraciones en las estructuras musculoesqueléticas, la presencia o no de colecciones, la correcta localización y estado de implantes, etc. Permite diagnosticar patologías como la tenosinovitis (se aprecia aumento de líquido al rededor del tendón), localización de cuerpos extraños (se observan como estructuras con un mayor refuerzo en la imagen), gangliones (se aprecia una formación quística con líquido en su interior), lesiones tendinosas (debido a que la ecografía es una prueba dinámica, nos permite estudiar el comportamiento de las estructuras durante su movimiento), Rotura de implantes mamarios, Hematomas, etc.

¿Qué es la cirugía ecoguiada?

Es la utilización de la ecografía durante la cirugía, de tal manera que nos aporta una visualización de las estructuras internas sin realizar un abordaje extenso en la piel, lo que nos permite realizar la cirugía prácticamente desde el exterior. Dicho de otra forma, nos permite realizar una cirugía mínimamente invasiva, lo que disminuye el tiempo de recuperación del paciente y las cicatrices, pues se evita la disección que se suele realizar en la cirugía abierta, por lo que el período de cicatrización es mucho menor. 

¿Cuáles son las indicaciones de la cirugía ecoguiada?

Actualmente se utiliza para realizar:

  • Drenaje de colecciones: seroma, ganglión, quistes oleosos, etc. ayudando a localizar la colección de forma exacta, minimizando el número de punciones dolorosas o el riesgo de punciones accidentales a otras estructuras, como podría ser un nervio o un vaso sanguíneo, con el consiguiente riesgo de desarrollar un neuroma doloroso o un hematoma respectivamente.
  • Infiltraciones articulares o en compartimentos tendinosos: lo que facilita que la infiltración sea precisa, disminuyendo los malos resultados y las complicaciones por infiltraciones realizadas fuera del sitio correcto.
  • Cirugía percutánea: se trata de cirugía mínimamente invasiva, en la que se realiza la sección de estructuras estenosadas o de cuerdas fibrosas, sin realizar un extenso abordaje cutáneo, salvo una mínima herida por la que se introduce un pequeño bisturí. 

To Top